domingo, 10 de septiembre de 2017

Cartas de amor, la fuerza de la palabra escrita




TÍTULO: "Cartas de amor"
AUTOR: A.R. Gurney
VERSIÓN Y DIRECCIÓN: David Serrano
INTÉRPRETES: Julia Gutiérrez Caba y Miguel Rellán.


"Cartas de amor" escrita por A.R. Gurney no es una obra de teatro al uso, es una lectura dramatizada pero al mismo tiempo es mucho más que una lecturaporque no se trata sólo de cómo leen estas cartas Julia Gutiérrez Caba y Miguel Rellán sin también de cómo no leen.

Me explico: en el teatro me gusta de vez en cuando mirar al actor que está en escena y que en ese momento no está hablando, creo que ahí también se reconoce a los grandes actores e indudablemente Miguel Rellán y Julia Guitiérrez Caba son de los más grandes. Que conste que pongo ese "de" por delante porque no me gusta ser absolutamente categórica y porque además pienso que, afortunadamente, en España tenemos tantos y tantos grandes, grandísimos actores y por supuesto, actrices, qeu sería difícil e injusto establecer un ranking.

Sin duda merece la pena ir a ver "Cartas de amor", una obra que nos habla del amor, sí, pero también y sobre todo de amistad, de nostalgia, de cariño, de celos, de soledad y de las vueltas que da la vida.

¿Todavía no te he convencido? Pues voy a darte algunas razones más. Deberías ir a ver "Cartas de amor" si:

- Te gusta disfrutar en directo de grandes intérpretes.
- Te gustan o te gustaban las series y novelas radiofónicas.
- Te gustan las novelas epistolares.
- Te gusta conocer cómo evolucionan las relaciones de las personas a lo largo del tiempo.

Y sobre todo:

- Si quieres pasar un buen rato.

domingo, 27 de agosto de 2017

Oleanna o el poder de los débiles





TÍTULO: "Oleanna"
AUTOR: David Mamet
VERSIÓN: Juan V. Martínez Luciano
DIRECCIÓN: Luis Luque
INTÉRPRETES: Fernando Guillén Cuervo y Natalia Sánchez


Leí "Oleanna" de David Mamet en enero y aunque el principio me pareció fascinante, la obra en su conjunto no me terminó de convencer del todo, ¿por qué? Porque su desarrollo argumental no era como yo esperaba, nada más que por eso.

Ahora he tenido el privilegio de verla sobre las tablas en la versión de Juan V. Martínez Luciano y dirigida por Luis Luque. Fernando Guillén-Cuervo y Natalia Sánchez interpretan al profesor universitario y su alumna. Esta vez sí que me ha gustado, y mucho, porque ya sabía lo que iba a ver, estaba preparada.

"Oleanna" es un texto complejo y sumamente polémico. A lo largo de los años a su autor se le ha acusado por haberlo escrito de oportunista, misógino y machista. Ahí es nada. Yo no sé si lo es o no, pero de lo que estoy segura es de que no se casa con nadie y de que huye como gato del agua fría de lo políticamente correcto.

La complejidad de "Oleanna" no reside en lo que nos cuenta sino, en mi opión, en cómo nos lo cuenta. El autor juega con el espectador desde el primer momento de tal manera que consigue cambiar su manera de mirar lo que pasa ante él y al mismo tiempo lo convierte en testigo mudo de la acción.

El espectador es el único que sabe de verdad qué es lo que ha ocurrido en ese despacho entre ese profesor y esa alumna. Puede que lo que sucede la parezca correcto o no, pero seguro que le hará sentirse incómodo y hacerse preguntas.

En "Oleanna" se nos muestra que no siempre el más débil es el que tiene la razón e incluso que no siempre el más débil es el que en principio parece que lo es.

Las cosas casi nunca son ni totalmente blancas ni totalmente negres y eso es lo que hace grande este texto. Os puedo asegurar que la función se me ha metido hasta tal punto en la cabeza que ahora no puedo parar de pensar en ella y sé que lo seguiré haciendo durante varios días aún. Ésa es también la magia del teatro, que una segunda lectura y una representación en vivo consigan hacerte cambiar tu opinión sobre un texto y en definitiva, sobre la vida y sobre el mundo. Tan fácil y tan difícil a la vez.

Tengo claro que quiero leer más cosas de David Mamet y que si puedo, volveré a ver esta obra en ésta o en otra versión.

domingo, 16 de julio de 2017

La tentación de la puerta de al lado



la puerta de al lado


TÍTULO: "La puerta de al lado"
AUTOR: Fabrice Roger-Lacan
VERSIÓN Y DIRECCIÓN: Sergio Peris-Mencheta
MÚSICA EN DIRECTO: Litus
INTÉRPRETES: Silvia Marsó y Pablo Chiapella


Las relaciones de vecindad dan para mucho porque en ellas se concentra lo mejor y lo peor de cada uno de nosotros. Pueden darse la solidaridad, la amistad, el odio, la rivalidad, la envidia, el cariño, el amor...

Quizá por ese concepto que yo tengo de las relaciones vecinales, cuando compré la entrada para ver la que sería la última función de “La puerta de al lado” la comedia de gran éxito escrita por Fabrice Roger-Lacan y adaptada y dirigida en España por Sergio Peris-Mencheta, me esperaba otra cosa.

Realmente no sé muy bien qué es lo que me esperaba. Y no, no os vayáis por el camino fácil y penséis que esperaba ver al Amador Rivas de “La que se avecina” porque no es así. Hace más de 20 años que voy al teatro por decisión propia y he visto ya bastante. Como os digo, no sé muy bien qué es lo que esperaba de esta función pero esperaba algo más.

No me malinterpretéis, la función no está mal, nada mal. Es amena, entretenida y te hace pasar un buen rato. Ante todo y sobre todo es una magistral lección de interpretación por parte de Silvia Marsó y Pablo Chiapella que demuestran química entre ellos y gran compenetración.

Hay risas, sí. Incluso alguna que otra carcajada, pero no sé. Me esperaba más del texto, creo que a la premisa de partida, dos vecinos puerta con puerta que no se soportan por ser diametralmente opuestos, el autor le podría haber sacado más jugo. De alguna manera me ha parecido que situaciones demasiado parecidas se repetían una y otra vez.

Además, la evolución de los personajes no me parece demasiado lógica, creo que se llega al final de forma demasiado precipitada. Ya sabemos que del odio al amor sólo hay un paso, pero creo que aquí se ha tratado más bien de un salto al vacío.

En cualquier caso no quiero echar por tierra la obra y el montaje, creo que es una función con la que indudablemente se pasa un buen rato, pero que esperaba que hubiera sido algo más y para mí se quedó ahí.

jueves, 29 de junio de 2017

El hechizo de Ana Moura




VOZ: Ana Moura
GUITARRA PORTUGUESA: Angelo Freire
GUITARRA ACÚSTICA: Pedro Soares
BAJO: André Moreira
TECLADO: Joao Gomes
PERCUSIÓN: Mario Costa

No hace falta decir demasiado para presentar a Ana Moura, tanto los amantes del fado como los que no lo son, saben que es una de las grandes exponentes de este género y que además ha colaborado con otros artistas muy distintos a ella, como por ejemplo los Rolling Stones, siempre con gran éxito. No en vano, es la intérprete de fado que más discos ha vendido en todo el mundo.

La había escuchado cantar muchas veces a través de sus discos, pero el otro día tuve la suerte de verla actuar en directo por primera vez. No me decepcionó.

Su último disco, “Moura”, posee todos los ingredientes necesarios para seducir a propios y a extraños, ritmos pausados, nostálgicos, influencias de otras latitudes como Brasil, y sobre todo la voz y la calidad interpretativa de Ana Moura.

En el directo la artista se muestra segura, confiada, alegre, sabedora de que es muy capaz de meterse al público en el bolsillo tras tan sólo un par de canciones.

Ana Moura es una defensora del fado y de la tradición musical portuguesa, pero también aboga por la fusión musical y la libertad creativa como demuestra con su último trabajo. Dicen que tiene la capacidad de convertir en fado todo lo que entona, y es verdad. Aunque hay que reconocer que a ello contribuyen también los fantásticos músicos que la acompañan, Angelo Freire a la guitarra portuguesa, Pedro Soares a la guitarra acústica, André Moreira al bajo, Joao Gomes en el teclado y Mario Costa en la percusión.

Sólo me queda afirmar tal y como la propia Moura lo hizo en el concierto, que el fado no es solamente una música triste y nostálgica, el fado es como el flamenco y como tantos otros géneros, como la vida misma: unas veces serio y triste y otras veces alegre y hasta bailable como demuestra esta canción que os dejo por aquí.


Nada más que decir, sólo que os atreváis a acercaros al universo de los fados. Os sorprenderá.

martes, 13 de junio de 2017

El padre, mucho más que el drama del Alzheimer

el padre



TÍTULO: "El padre"
AUTOR: Florian Zeller
DIRECCIÓN Y ADAPTACIÓN: Jose Carlos Plaza
MÚSICA: Mariano Díaz
INTÉRPRETES: Héctor Alterio, Ana Labordeta, Luis Rallo, Miguel Hermoso, Zaira Montes, María González.

Cuando uno piensa que va a ir a ver una obra en la que se cuenta la historia de un enfermo de Alzheimer, lo primero que se le pasa por la cabeza es que va a ser triste y dura. Error. Una obra en la que el protagonista es un enfermo de Alzheimer no tiene por qué ser necesariamente triste. A menos no si su autor es el dramaturgo francés Florian Zeller del que ya he hablado aquí al reseñar anteriormente su obra “La mentira”.

En este caso nos encontramos ante “El padre” que el propio autor ha calificado de farsa trágica y que está protagonizada por el grandísimo Héctor Alterio. Que ¿qué es una farsa trágica? Pues aún después de haber visto la obra no sabría explicarlo muy bien. De alguna manera diría que es una obra en la que el trasfondo es trágico pero que contiene muchos elementos que hacen reír al espectador.

Nunca me fío demasiado cuando voy a ver un espectáculo de este “género”. Siempre me parece que de alguna manera algo va a chirriar, o lo momentos graciosos o divertidos no lo serán tanto o bien la tragedia o el drama perderán fuerza. Sin embargo, en “El padre” todo me ha encajado más o menos bien y la he visto de principio a fin con verdadero agrado.

Nadie puede decirnos con exactitud qué es lo que pasa por la cabeza de un enfermo de Alzheimer y quizá esta obra consiga acercarnos un poco a ello. O tal vez no. En cualquier caso lo que se nos plantea no deja de ser plausible. Un hombre mayor aquejado de Alzheimer que no quiere abandonar su casa y unos familiares que no se ven capaces de hacerse cargo de él correctamente. En ningún momento de la representación podemos estar seguros de si lo que estamos viendo son imaginaciones del enfermo o la realidad que está viviendo. Por eso nuestra cabeza está continuamente haciéndose preguntas, ¡qué placer hacerse preguntas en el teatro!

Lo mejor de esta obra es sin duda la demostración del talento de Héctor Alterio, es la cuarta vez que tengo la suerte de verle sobre el escenario y en cada ocasión consigue sorprenderme. Espero tener más oportunidades y que tengamos Héctor Alterio para rato. El resto del elenco, encabezado por Ana Labordeta, es eficaz y consigue darle al texto el ritmo y el tono requeridos.

Lo segundo mejor de la función es la elección de la música. Sí, puede parecer un recurso fácil pero me tenéis que reconocer que cuando vais a ver una peli de terror o de suspense la música es fundamental. Aquí también lo es y Mariano Díaz es el que la firma en este caso. Posiblemente tener Alzheimer sea algo bastante parecido a vivir dentro de una película de terror, con miedo de que todo el mundo esté conspirando contra uno. Algo así es lo que vivimos al ver “El padre” y no voy a decir nada más. Sólo que vayáis a verla.

domingo, 4 de junio de 2017

Una noche en "Garnata"

"Garnata" Jaime el parrón


TÍTULO: "Garnata"
CANTE: Marina Heredia, Jaime Heredia "El parrón"
GUITARRA: José Quevedo "Bolita"
PERCUSIÓN: Paquito González
PALMAS Y COROS: Anabel Rivera y Víctor Carrasco

No entiendo de flamenco. Pero me gusta. Porque siempre defenderé que el arte no necesita ser comprendido para disfrutarse. Cuando se comprende el disfrute es diferente pero no hace falta ser ningún entendido para acercarse a una manifestación artística y sacarle provecho.

No distingo los palos del flamenco. Sólo soy capaz de reconocer las alegrías de cádiz y la guajira flamenca. No me preguntéis por qué pero en esos casos lo tengo claro, por lo demás, me da igual una seguiriya que unos tangos, una bulería o un fandango.

Este desconocimiento mío no ha impedido que haya podido emocionarme y divertirme en la velada flamenca que supone el espectáculo “Garnata” de la granadina Marina Heredia que viene en este caso acompañada de su señor padre, Jaime el Parrón.

Según reza el programa de mano, en este espectáculo se muestran los matices inconfundibles del flamenco de Granada, hago acto de fe y me lo creo. Yo no distingo el flamenco de Granada del de Málaga, Huelva o Sevilla. Dicho esto, el espectáculo me gustó y mucho.

Me siento más atraída por el tiebre y el color de la voz de Marina Heredia que por el de su padre aunque por lo que tengo entendido, él es uno de los grandes. Pues bien, si Marina no es ya una de las grandes, que yo creo que sí lo es. Lo será sin duda en el futuro porque tiene el pellizco al cantar que hace que contengamos la respiración al escucharla y que gritemos ole y bravo cuando termina.

Con su inseparable José Quevedo “Bolita” a la guitarra y con Paquito González a la percusión, Marina consigue transportarnos al Albaicín y al Sacromonte y nos hace creer eso que decía la famosa frase de que “todo es posible en Granada”.

Puede que todo sea posible en Granada o puede que no, pero escuchando a Marina Heredia lo parece. Espero que si no sois entendidos en flamenco, no os dejéis llevar por los prejuicios y acudáis a disfrutar igualmente del espectáculo. Se os abrirán muchas puertas.

domingo, 28 de mayo de 2017

Mágica noite de fado




INTÉRPRETES: Nathalie Pires & Marco Rodrígues


Qué placentero resulta descubrir artistas nuevos que te cautivan desde el primer momento. No pasa siempre pero cuando pasa es mágico y una fuente enorme de alegría.

He tenido la suerte de que esto me ocurriera esta misma semana durante el concierto de Nathalie Pires y Marco Rodrigues, dos jovencísimos fadistas que hicieron las delicias del público con sus voces y sus interpretaciones.

Estos dos artistas no actúan siempre juntos, para nada, son cada uno de “de su padre y de su madre”, cada uno está desarrollando su propia carrera, pero sí tienen algunas cosas en común: ambos son artistas reconocidos y premiados y están considerados dentro de esa nueva corriente de renovadores del fado. Además, ambos cuentan con el aval de alguien tan prestigioso en el mundo del fado como Carlos do Carmo.

En esta serie de conciertos que están ofreciendo conjuntamente, van acompañados de tres magníficos músicos, de los que lamentablemente no puedo citar aquí los nombres porque no figuran en el programa de mano. Boquiabierta me dejó el intérprete de la guitarra portuguesa que demostró una maestría y un virtuosismo sin igual.

Si todavía no sois amantes del fado, os sugiero que os adentréis un poquito en la música de estos intérpretes porque estoy convencida de que os cautivarán también a vosotros.

¿Que qué tiene el fado? Pues ante todo, musicalidad, saudade (nostalgia), delicadeza y una sensibilidad que atraviesa todas las fronteras de territorios e idiomas que se puedan interponer.

Tanto Nathalie Pires como Marco Rodrígues tienen sendos discos en el mercado que se pueden adquirir y ser escuchados en las plataformas digitales, pero si nunca los habéis escuchado, yo os recomendaría que en primer lugar, vieseis alguna de sus actuaciones en directo, porque realmente no hay disco que consiga igualarlas. Y así debe ser cuando de grandes artistas se trata, suenan en directo aún mejor que en las grabaciones.

Os dejo un aperitivo para que vayáis abriendo boca:



Yo por mi parte, ya he incluido a Nathalie y a Marco Rodrígues entre mis artistas de refencia en lo que fado se refiere. Junto a otros como Mariza o Antonio Zambujo del que ya os hablé en otra ocasión.

Ahora que Portugal se ha puesto de moda, es buen momento para ampliar nuestros horizontes y hacer un hueco a estos fadistas en nuestra biblioteca musical, ¿no os parece?