domingo, 13 de noviembre de 2011

Belleza y frialdad



TÍTULO: “La caída de los dioses”
ADAPTACIÓN Y DIRECCIÓN: Tomaz Pandur
ESCENOGRAFÍA: Numen (Sven Jonke)
VESTUARIO: Angelina Atlagic
ILUMINCACIÓN: Juan Gómez Cornejo
INTÉRPRETES: Belén Rueda, Nur Levi, Manuel de Blas, Francisco Boira, Pablo Rivero, Fernando Cayo, Alberto Jiménez, Emilio Gavira, Santi Marín, Ramón Grau.


Hasta ahora había oído hablar mucho, bien y mal, del director de teatro esloveno Tomaz Pandur. Precisamente por eso tenía ganas de ver algún montaje suyo para poder opinar por mí misma. Por fin he tenido la oportunidad de ver “La caída de los dioses”, obra basada en la película homónima de Visconti en la que se nos presenta a una aristocrática familia alemana propietaria de una acería, que no pasa sus mejores momentos a principios del III Reich.

El argumento desde luego me parecía atractivo aunque tengo que confesar que no he visto la famosa película de Visconti. A pesar de ello, tenía confianza en poder seguir la función sin problemas pero lamentablemente me equivoqué. No sé qué les parecería la representación a aquellos que conocían de sobra la historia, tampoco sé si es fiel o no al largometraje, pero yo debo reconocer que me perdí en más de una ocasión.

La verdad es que me hubiera gustado presenciar los ensayos para así haber podido entender por qué el director daba determinados enfoques a ciertas escenas, por qué en ciertas ocasiones algunos personajes actuaban de la manera en la que lo hacían. Sospecho que determinadas situaciones son la “aportación” del director al montaje. Quizá si hubiera podido saber sus motivos habría estado de acuerdo, pero como no es el caso, no ha terminado de convencerme.

Debo decir eso sí, que la estética de la función encierra gran belleza: el vestuario, la sobria escenografía, la iluminación, la música en directo, consiguen dotar a algunas de las escenas de una belleza tal que permanece por mucho tiempo en la retina del espectador. Pero con todo, la función en su conjunto no me ha convencido. Me ha dejado más bien fría, cuando creo que la historia que se cuenta debería haberme puesto los pelos de punta.

Todo el reparto me pareció correcto en sus interpretaciones. A mi modo de ver, es la apuesta del director lo que no resulta del todo convincente ni comprensible.





5 comentarios:

  1. Parece que no te ha llegado del todo... Lástima! Yo tampoco he visto la película de Visconti, no eres la única.
    Besos,

    ResponderEliminar
  2. Coincidimos bastante en las apreciaciones, ahora mismo no ercuerdo si leiste la entrada que hice dobre esta obra, pero en ella comentaba que si no has visto la peli (tienes que verla es absolutamente genial) era imposible seguir la obra, se deja muchísimas cosas del film con las que no se entiende el resto, además de introducir cosas propias que no tienen ningún sentido (momento repollo o baile en calzoncillos) y que parece que están más por la estética que porque aporten nada. A mí me decepcionó bastante, como dices, muy fria y no aporta nada a lo que ya aportó la magnífica película. Bsos

    ResponderEliminar
  3. Carol: Sí, leí tu entrada y recordaba que no te había gustado aunque no lo que decías de la peli. Tengo pensado verla próximamente, a ver si no me decepciona.

    ResponderEliminar
  4. Pandur, no he tenido aún la oportunidad de ver nada suyo. Y sólo oigo buenas referencias suyas. Prestaré toda mi atención llegado el caso.
    Se agradece siempre una opinión objetiva que se distancie de las habituales, otorga una perspectiva previa.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Mientrasleo: No es que sea una opinión objetiva, es simplemente la mía. Me alegro de que te sirva.

    ResponderEliminar