domingo, 2 de febrero de 2014

Un canto a la vida






TÍTULO: “En el estanque dorado”
AUTOR: Ernest Thompson
VERSIÓN: Emilio Hernández
ESCENOGRAFÍA: Gabriel Carrascal
ILUMINACIÓN: José Manuel Guerra
MÚSICA: David San José
INTÉRPRETES: Lola Herrera, Héctor Alterio, Luz Valdenebro, Camilo Rodríguez, Mariano Estudillo
DIRECCIÓN: Magüi Mira




Norman y Etel son matrimonio. Llevan 48 años juntos. Y se quieren. Un año más, allá por el mes de mayo se desplazan hasta su casa de campo del Estanque Dorado con la intención de pasar el verano. Desde la primera escena podemos comprobar la diferencia de caracteres entre ambos. Norman es un poco cascarrabias, es pesimista y siempre está pensando en la muerte. Sin embargo Etel, es una mujer llena de energía que trata de contagiar a Norman sus ganas de vivir.

En estos días tenemos la oportunidad de ver en nuestros escenarios este clásico del teatro contemporáneo escrito por Ernest Thompson. Hace muchos años (tantos que casi no la recuerdo) ví la adaptación al cine interpretada por Katherine Hepburn y Henry Fonda. No estoy segura de si mi impresión es la correcta, pero creo recordar que me gustó, pero me pareció muy triste. Pues bien, esta función es todo lo contrario, hay carcajadas a lo largo de muchos momentos de la obra, y sobre todo, sonrisas. Esas sonrisas que le nacen a uno cuando tiene ante sí a una pareja que se quiere y se apoya a pesar de los pesares. Una de esas parejas que todos quisiéramos ver en nosotros con el paso de los años, al mirar atrás.

La ambientación de la obra es fantástica, simple, pero tremendamente efectiva. El diseño de iluminación de José Manuel Guerra unido a la escenografía de Gabriel Carrascal, consiguen crear el espacio idóneo para que nos sintamos testigos de esta historia desde nuestra butaca. También me gustaría destacar especialmente, la música orginal compuesta por David San José que ha sabido captar el carácter íntimo y sentimental del texto y transformarlo en música.

Evidentemente, esta función no sería lo mismo, si los intérpretes fueran otros. En este caso tenemos ante nosotros a dos pesos pesados de la escena, nada más y nada menos que Lola Herrera y Héctor Alterio, dos actores con una larguísima trayectoria a sus espaldas, que demuestran estar en plena forma, a la hora de dar vida a unos personajes tan entrañables como son Etel y Norman.

Una vez más, Magüi Mira ha sabido acertar plenamente en la dirección de un texto que ya ha pasado a la historia del cine y del teatro en otros países, y que ahora lo hará en España con esta versión dirigida por ella. Todo un lujo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario